como comportarse en el trabajo

▷ Como comportarse en el Trabajo

Durante la ajetreada semana de trabajo, estás atrapado pensando en todo lo que tienes que hacer. Pero no importa lo ocupado, cansado o estresado que estés, nunca dejes nada incompleto en horas laborales.

1. Deja las poleras y sudadera con capucha en casa

Las culturascorporativas y los entornos de oficina pueden variar, pero al pasar de las horas nunca será apropiado. Cuando se trata de cómo comportarse en el trabajo, algunas reglas se aplican en todas partes.

A pesar de que la oficina puede ser asesina. Lo mismo ocurre con los leggings, a menos que estén cuidadosamente emparejados con una túnica o vestido de longitud adecuada.

Vístase de una manera que, si su madre lo viera, pensaría: “¡Eso sí que es un atuendo encantador!” En un entorno de oficina informal o de negocios, puede que no se meta en problemas por el estilo excéntrico, pero se arriesga a no serlo. Tómalo esto en serio.

2. No olvides Respetar a los clientes

El tiempo de atención al cliente en la oficina significa mayores niveles de estrés y mayores estándares de profesionalismo para todos. Cuando los clientes visitan una reunión o se registran, asegúrese de conocer el código de conducta. Será más estricto que esos viernes ocasionales cuando las reglas sean un poco más relajadas, y los mismos chistes y bromas con su jefe pueden no volar cuando los clientes están mirando.

3. No te equivoques al trabajar para una reunión social

Claro, es tentador pasar el rato en la sala de café todo el día, especialmente cuando hay chismes jugosos o cuando estás cansado y no tienes ganas de trabajar. Pero el trabajo no es una fiesta. Es genial tener amigos en el trabajo y establecer relaciones con sus compañeros de trabajo, pero no se distraiga con las bromas del enfriador de agua. Alguien se enojará contigo.

4. Cortar las bromas cuestionables

Vi a uno de mis maravillosos e inteligentes compañeros de trabajo despedido por su sentido del humor ligeramente descolorido cuando otro compañero de trabajo lo tomó de manera equivocada. No siempre puedes juzgar cómo alguien interpretará tus chistes, por lo que es imperativo que guardes los maliciosos para la hora feliz o, mejor aún, para tus amigos.

5. Saber cuándo dejar ir las cosas

El trabajo no es el lugar para discutir con las creencias personales de las personas. En una hora feliz después del trabajo, una vez supe que tres de mis compañeros de trabajo eran entusiastas de Fox News y amantes de las armas. Ahora nunca he visto un arma en mi vida, y odio a Bill O’Reilly con una pasión ardiente. Pero si hubiera compartido eso con este equipo, estoy seguro de que no lo habrían apreciado. Por lo tanto, trate de apreciar los puntos de vista de los demás y déjelo así.

6. No se demore en llevar malas noticias

Usted accidentalmente envió a los clientes un correo electrónico incorrecto, y cuando su jefe se entere, ella se pondrá furiosa. Estás evitando decírselo, esperando que tal vez el problema desaparezca. Usted reza para que el servidor de correo electrónico de los clientes no funcione y haya eliminado todo.

Hay un problema: eso nunca funcionará. Cuando cometa un error, explique bien lo que sucedió, tome las medidas necesarias para corregir la situación y avance. Todos cometen errores, y su supervisor apreciará su franqueza. Recuerde que también hay una lista de “tareas pendientes” en la oficina. Cuando sientas la necesidad de hacer algo inapropiado o miope, date cuenta de que se reflejará en ti y puede dejar una impresión duradera en tu jefe y compañeros de trabajo.

Así que despídete de las bromas de la cafetería durante todo el y saluda a un día laboral más productivo.

fuente: themuse.com
Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *